QUIERO CREER QUE MARIO ABDO NO SE DA CUENTA

«Denis Lichi es un pillo y peajero, Juan Ernesto Villamayor es uno de los mayores pillos y peajeros y Mario Abdo quiero creer que no se da cuenta”.

 

El exministro de Hacienda, Santiago Peña, tildó de bochorno internacional el acuerdo secreto del Gobierno actual con Venezuela para el cumplimiento de la deuda con PDVSA. Lamentó que nuevamente esta administración se vea envuelta en este tipo de escándalos, al recordar que hace pocos días saltó la transada en Petropar y también al citar el caso del acta entreguista de Itaipú Binacional, que hizo tambalear a Mario Abdo Benítez.

En entrevista con el canal Gen, el exministro del Gobierno anterior mencionó que la publicación del diario The Washington Post, que reveló lo que se estaba gestando entre Paraguay y Venezuela, daña la reputación de la República. Criticó que la negociación con las actuales autoridades ya data del 2019, y que no fue la Secretaria Anticorrupción ni la Fiscalía quienes detectaron lo que estaba pasando, sino que un medio internacional finalmente sacó todo a luz.

“La verdad que es un bochorno internacional que ocurre a menos de 15 días del caso Texos (Petropar iba a dar 7 millones de dólares a esa empresa argentina). Vale recordar que el Procurador de nuestro gobierno rechazó esa demanda. Ahora no me sorprendería que hasta lo del Gramont Berres se esté negociando de vuelta, siendo que también ya lo ganamos”, arremetió Santiago Peña.

El entrevistado recordó que la deuda de PDVSA se arrastra del gobierno de Nicanor Duarte Frutos y resaltó que durante la administración de Horacio Cartes, él personalmente fue hasta Caracas para negociar una salida favorable para nuestro país. “Nosotros luego de mejorar la finanza de Petropar, que estaba fundido cuando nos entregaron, comenzamos a negociar siempre privilegiando la transparencia”, refirió.

Respecto a por qué no se solucionó el problema, Peña comentó que PDVSA siempre quiso generar diferencias a su favor con los intermediarios, situación que Paraguay no avaló en su momento. “Incluso hubo planteamientos de sectores privados en Venezuela que quisieron comprar la deuda de Paraguay, pero nunca se aprobó ninguna comisión”, remarcó.

Tras el nuevo escándalo, el exministro pidió una señal contundente al presidente Mario Abdo Benítez. “Estoy tremenda preocupado porque aún le mantiene a Denis Lichi, titular de Petropar, que iba a dar 7 millones de dólares que ni siquiera tenía. Debe dar una señal clara”, lanzó.

Por último dijo que todo esto se suma al pacto entreguista y secreto de Itaipú Binacional, cuando el Gobierno “quiso hacernos creer que era beneficioso para nosotros”. “Hoy esto tiene un olor a tufo tremendo. Lastimosamente se repite lo que pasó con Itaipú”, puntualizó.

“Patricia Samudio es una pilla y peajera, Denis Lichi es un pillo y peajero, Juan Ernesto Villamayor es uno de los mayores pillos y peajeros y Mario Abdo quiero creer que no se da cuenta”, expresó por otra parte, en entrevista con radio Monumental.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *