HACE 85 AÑOS FALLECÍA EL CORONEL FLORENTÍN OVIEDO

Un día como hoy, hace 85 años fallecía en el pueblo que por entonces ya llevaba su nombre, el Coronel Florentín Oviedo, héroe de la Guerra contra la Triple Alianza, y por muchos años Jefe Político de la comunidad.
De acuerdo a uno de los muchos relatos que existen sobre su vida, Florentín Oviedo nació cerca de la ciudad de Villarrica en el paraje denominado Tuyutí el 16 de octubre de 1840. Sus padres fueron Don Juan José Barrios y Doña María Antonia Oviedo.
Cuando se vislumbraba la guerra, Florentín Oviedo se alistó como recluta en el Ejército a la edad de 24 años; presentándose en el Campamento Cerro León el 3 de febrero de 1864.
Fue destinado al Batallón Nº 22. Ya en el Campamento, como demostró singular inteligencia y vivacidad, no tardó en convertirse en instructor de sus propios compañeros, que lo admiraban por su laboriosidad, dedicación ejemplar, compañerismo y férrea disciplina. Por ello llamó la atención de sus superiores que comenzaban a distinguirlo.
Al mando de su división, participó en la jornada del 16 de agosto de 1869 en Rubio Ñú o Ñu Guazú, paraje cercano a Barrero Grande donde tuvo lugar un desigual combate contra fuerzas aliadas, con un contingente al mando del general Bernardino Caballero, integrado mayoritariamente por niños menores de 16 años. Ahí fue tomado prisionero.
El comandante Oviedo, fue conducido prisionero a Rio de Janeiro, permaneciendo 18 meses en la capital del imperio. Según versiones, en ese período, rechazó proposiciones para prestar servicios en el ejército brasileño.
El 24 de julio de 1872, se presentó el Teniente Coronel Oviedo ante la comisión revisora de despachos militares presidida por el general Resquín como, vecino de Ajos y con la patente de su jerarquía, otorgada el 30 de julio de 1869 que lo acreditaba como jefe del Batallón Nº 7 de la 3ª División.
Durante el gobierno de Juan Bautista Gill (1874-1877), ascendió a Coronel, siendo la última jerarquía en obtener en su carrera militar.
El 19 de marzo de 1875 fue designado miembro de la Comisión de Calificaciones de Servicios Militares, juntamente con el General José María Delgado y el Teniente Coronel Ríos. Poco tiempo después fue designado Segundo Jefe del Estado Mayor del Ejército Nacional.
En el año 1879 se retiró de las filas del Ejército y se trasladó al pueblo de Ajos, pueblo que eligió para su descanso. Allí ejerció el cargo de Jefe Político y, posteriormente, el de Juez de Paz, cargos desempeñados con altura, rectitud y acrisolada honradez. Desde Ajos se sumó a la fundación del Partido Liberal, activando en dicho partido.
Retirado, paso a residir en el pueblo de Ajos, donde vivió humildemente, ocupando honrosos cargos. El 11 de octubre de 1935, luego de haber sobrevivido a casi todos sus camaradas de la Guerra Grande, murió a la avanzada edad de 95 años en lugar elegido para vivir desde el fin de la gran conflagración.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *