ANNABELLE ESCAPA DEL MUSEO DE LOS WARREN

¿Alguien la vio? ¿Donde está Annabelle ? Lo cierto es que Internet se volvió loco con la posible fuga de la muñeca embrujada más famosa del mundo, que según varios portales, escapó del museo de los Warren donde se encontraba en una vitrina sellada y bendecida, ya que cuando intentaban cambiarla de caja se percataron de que no estaba.
¿Quién la ha sacado de ahí? Lo cierto es que esta información fue desmentida, pero no sin antes lograr una lluvia de memes y reacciones que nos hicieron el día.
La historia de Annabelle se remonta a 1970, cuando una mujer compró la muñeca y la entregó como regalo de cumpleaños a su hija Donna, quien estudiaba para ser enfermera y vivía con otra de sus compañeras de clase, Angie.
La muñeca formó parte de la decoración de su habitación, hasta que comenzaron a notar cosas extrañas: se movía por sí misma.
Por ejemplo, ambas dejaban la muñeca en una esquina y cuando volvían a la habitación la encontraban sobre la cama con las piernas y los brazos cruzados.
Otras veces dejaban la muñeca en una de las habitaciones y cuando regresaban la encontraban en la cocina o de pie recargada contra la pared en alguna otra parte de la casa.
Además, Donna y Angie comenzaron a encontrar notas escritas donde alguien pedía ayuda. Aunque ambas intentaban encontrar una explicación racional a lo que ocurría, los sucesos extraños continuaron.
Un día, ambas notaron que la muñeca se había movido, pero notaron también algo más extraño y aterrador: tenía manchas de sangre en la espalda, en sus manos y en el pecho. Fue en ese momento que decidieron contactar a una médium, para que les ayudara a entender qué ocurría.
La médium les dijo que la muñeca estaba poseída por el espíritu de Annabelle Higgins, una pequeña que había sido encontrada muerta a los siete años en la propiedad antes de que los apartamentos fueran construidos.
Los Warren afirman que a través de la médium la muñeca pidió a Donna y Angie que la adoptaran y que la quisieran, pero pronto se dieron cuenta que esto fue sólo una treta, al darse cuenta que dentro de la muñeca había un espíritu maligno.
Uno de los amigos de ambas, Lou, les había pedido que se deshicieran de la muñeca. Una noche el joven despertó de una pesadilla y se dio cuenta que no se podía mover. Cuando vio alrededor notó que Annabelle estaba cerca de sus pies. La muñeca entonces comenzó a subir por su cuerpo e intentó ahorcarlo.
Sin aire, Lou terminó desmayándose. Cuando despertó al día siguiente él sabía que no había sido un sueño, por lo que decidió deshacerse de la muñeca él mismo.
Pero el joven entonces sufrió otra experiencia aún más terrible cuando se encontraba en compañía de Angie, revisando unos mapas previo a un viaje que realizarían. Ambos comenzaron a escuchar ruidos desde la habitación de Donna.
Cuando Lou entró, no notó nada extraño, salvo a Annabelle es una esquina de la habitación. Cuando se acercó a la muñeca, sintió que alguien estaba detrás de él. Lou volteó pero no vio a nadie. De pronto, sintió que algo lo estaba atacando y en su pecho notó que algo le hacía tres marcas verticales y luego cuatro horizontales, formando la marca de la bestia, además de que comenzó a sangrar.
Fue en ese momento contactaron a los Warrens, quienes decidieron tomar el caso e iniciar una investigación.
Ambos les explicaron a los jóvenes que la muñeca no estaba poseída por una niña, sino por un demonio y que a través de la médium este los había engañado.
Tras ubñn ritual y cuando los Warren llegaron a su casa con la intención de que la muñeca ya no causará problemas, estos siguieron por varios días: la muñeca levitó en varias ocasiones y comenzó a cambiar de posición dentro de la casa, apareciendo a veces dentro de las habitaciones.
La muñeca fue causante de al menos dos accidentes, uno de ellos fatal, sufrido por personas que supuestamente se burlaron de ella. Por ahora podemos respirar tranquilos, la muñeca sigue en la vitrina sellada hecha especialmente para ella en el Museo de los Warren.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *