2.600 INTERNOS BAJO VIGILANCIA SANITARIA EN TACUMBÚ

Cerca 2.600 reclusos aproximadamente y guardiacárceles están bajo vigilancia constante, según lo informaron esta mañana autoridades sanitarias de nuestro país, tras confirmarse dos casos positivos de coronavirus en la cárcel de Tacumbú.
Tras haberse detectado dos casos positivos al COVID-19 en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, la Dirección General de Vigilancia de la Salud y la Décimo Octava Región Sanitaria del Ministerio de Salud, conjuntamente con el equipo de sanidad del Ministerio de Justicia, intervinieron el lugar en cumplimiento del protocolo sanitario.
Las personas contagiadas ya se encontraban aisladas debido a que desarrollaron síntomas respiratorios, posteriormente se les sometió a la prueba del coronavirus, cuyo resultado arrojó positivo para ambos casos.
Una de las primeras acciones sugeridas por la cartera sanitaria al Ministerio de Justicia es el cierre del centro penitenciario para visitas externas, de manera a controlar y evitar el brote de la enfermedad.
“Las medidas tomadas fueron las correctas, basándonos en la experiencia que tuvimos en Ciudad del Este, estas personas ya estaban aisladas del resto del grupo debido a que presentaron algunos síntomas, lo que facilitó que la diseminación no sea masiva”, expresó el Dr. Sequera, director de Vigilancia de la Salud.
Reiteró que los más vulnerables son las personas de edad y/o con factores de riesgo, razón por la cual se están intensificando los trabajos de prevención con este grupo. “Las personas de edad no están entre los reos, están entre los guardiacárceles, quienes ya se encuentran identificados, en tanto que los reos con factores de riesgos ya fueron separados del grupo. Aproximadamente tenemos unos 30 test que están en espera del resultado, una vez que los tengamos, podremos determinar la envergadura del brote en este lugar”, refirió el Dr. Sequera.
En cuanto al estado de salud de los afectados, confirmó que ambos se encuentran en buen estado y no requieren de internación, los mismos serán monitoreados por Vigilancia de la Salud al igual que el resto de los reclusos para detectar posibles casos sintomáticos y realizarles los muestreos correspondientes.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *